Guía de compra de raquetas de nieve actualizada

Las raquetas de nieve (o raquetas de neu en catalán) son un deporte muy completo, divertido y diferente a casi cualquier otro que hayas podido practicar.

El aprendizaje es muy sencillo si vas a utilizarlas en rutas fáciles o de nivel medio y sin embargo hay un margen de mejora muy grande que puedes ganar y aplicar en rutas más complicadas. ¡Diversión asegurada para principiantes y expertos!

raquetas de nieve
Las raquetas de nieve son una forma perfecta de disfrutar del senderismo en invierno

Durante todo el invierno e incluso durante todo el año en zonas que tienen nieves perpetuas, se pueden probar unas raquetas de nieve para hacer rutas de iniciación y que haga que nos pique el gusanillo.

Si no lo has hecho nunca y quieres experimentar como es andar con raquetas en la nieve, puedes intentar alquilar un par de ellas en algún refugio de montaña, estaciones de esquí o algún albergue cercano a una zona de montaña/esquí.
Seguro que después del primer día y sabiendo que son muy económicas, querrás comprar un par para salir por tu cuenta a andar en invierno.

En Raquetasnieve.net nos dedicamos a analizar diferentes modelos de raquetas de nieve que hay en el mercado y explicarte qué tipos existen para que puedas elegir las que más te convengan.

¿Qué son las raquetas de nieve?

Las raquetas de nieve son unos utensilios que se acoplan a unas botas normales mediante unas fijaciones y que sirven para poder desplazarse por la nieve más rápida y cómodamente que si lo hiciéramos solo con botas.

Se utilizan a menudo para hacer senderismo, montañismo e incluso alpinismo casi siempre en épocas de invierno.

Su superficie es bastante mayor a la de las botas y por eso se puede caminar sin hundirse en la nieve.
Sus formas, especialmente diseñadas, permiten hacer largas caminatas sin resultar incómodas y sin que se carguen mucho las piernas.

Características en las que nos tenemos que fijar

Las cosas que tienen en común cualquier tipo de raqueta son los siguientes:

Flotabilidad: Cuanto menos se hundan en la nieve, más fácil será andar por la nieve pero también más lento.

Agarre: Es importante que cuenten con crampones y un buen agarre delantero que se clave en el suelo y evite las caídas.

Movilidad: Lógicamente las raquetas se tienen que agarrar bien al pie, pero la raqueta tiene que facilitar su movilidad para que sean lo más cómodas posibles.

¿Qué tipos de raquetas para la nieve existen?

Aunque de primeras puedan parecer todas iguales, hay 3 tipos diferentes que te explicamos rápidamente para que no te equivoques al comprar tus raquetas de nieve:

Raqueta de nieve de senderismo

raquetas-de-senderismo
Las raquetas de iniciación se caracterizan por su forma «de gota»

Son el modelo que tendremos que buscar si estamos empezando en el mundillo del senderismo invernal y queremos tener nuestro propio par de raquetas.

Son perfectas para andar y hacer marchas de cualquier distancia. Tienen una mayor superficie de contacto con el suelo por lo que son las más estables de los 3 tipos de los que vamos a hablar.

Podemos diferenciarlas por su precio, pues son normalmente las más baratas, y por su forma que es similar a la de una gota de agua, con la parte delantera más ancha y la trasera más estrecha.

Suelen tener crampones incorporados para agarrar un poco más a cada paso que damos, anclando bien las pisadas para evitar resbalones y caídas.

Raquetas de nieve técnicas

Vamos subiendo en precio a la par que ganamos en características necesarias para los usuarios más exigentes.

raquetas-de-neu-técnicas
Las raquetas técnicas son más ligeras y con menos flotabilidad.

La superficie de contacto es inferior a las comentadas en el apartado anterior de senderismo pero siguen siendo muy fiables a la hora de mantener la estabilidad al andar. Agarran más al terreno y eso permite aventurarse a hacer rutas con pendientes más pronunciadas sin miedo a caídas y lesiones, a la vez que nos posibilita transitar por zonas más peligrosas y con más hielo.

Suelen tener la parte delantera (espátula) levantada para evitar que se traben en la nieve al andar.

La forma, en vez de ser de «gota de agua» como en las de tipo senderismo, es más estrecha en el centro y más ancha en la punta y el talón, similar a la forma de un reloj de arena. Con esta forma se evita que se pise una raqueta con otra al andar y el paso sea más natural.

Al ser un tipo orientado a usuarios que se atreven con pendientes más elevadas, es importante fijarse en que dispongan de un alzador, que es un sistema por el que el talón se puede mover arriba y abajo y así ser más cómodas en las subidas pronunciadas.

Raquetas para trail running o competición

raquetas-de-trail-running
Las raquetas de trail o competición están diseñadas para volar por la nieve

Las más ligeras de los 3 tipos y con forma alargada para no estorbar la una o la otra, pensadas para no molestar lo más mínimo a la hora de correr.

Al tener menos flotabilidad que otros tipos, no están recomendadas salvo para nieve compacta como la que se utiliza en competición.

Su superficie de contacto es la más pequeña de todas y son más ligeras y resistentes. Son las que todo el mundo conoce como raquetas de nieve para correr y todo en ellas está pensado para maximizar tus cualidades en competición.

Partes de las raquetas de nieve

Aunque son fáciles, explicamos las partes de cualquier raqueta de nieve para que te familiarices con los nombres «técnicos» y los sepas identificar:

  • Anclaje: En las raquetas modernos existen diferentes tipos de fijación entre la bota y la raqueta, pero suelen ser tanto de puntera como de tobillo (parecidas a las de las tablas de snow).
  • Crampones en la suela: Son similares a una cuchilla y se clavan en el suelo, ejerciendo de anclaje a la nieve y al hielo con el objetivo de estabilizar la pisada y evitar caídas.
  • Alzador en el talón: permite tener una cierta libertad en el movimiento del talón hacia arriba y hacia abajo de forma que caminar en pendiente ascendiente sea más sencillo y no se carguen los gemelos por un mala postura.
  • Gancho en la parte delantera, similar a los crampones de la parte baja y que aumenta el agarre en bajadas pronunciadas.
  • Espátula: Se le llama así a la parte delantera de la raqueta.
Partes-de-una-raqueta-de-nieve
Las diferentes partes de una raqueta de nieve son fáciles de identificar

Tipos de anclaje o fijación

Hay también 3 tipos de fijación entre los que podrás elegir:

  • Universal: El sistema más común y que mediante correas, permite adaptar el uso de raquetas a cualquier bota que quieras calzar.
  • Automático: Una forma de fijación más rápida que la universal. Para utilizarla se necesitan botas con rebordes tanto en la puntera como en la parte trasera. Similar a la fijación automática de los esquis.
  • Step-in: Se necesita utilizar unas botas especiales para raquetas de nieve, con dos huecos en los laterales en los que se ancla la raqueta.
    Es el sistema más seguro y cómodo de los 3.

¿Cómo puedo comprar raquetas de nieve?

Puedes comprar online sin miedo a equivocarte de raquetas, fíjate en la guía de tallas y las opiniones del resto de compradores para asegurarte de que la opción que estás considerando es buena.

Si has llegado hasta aquí, ya sabes todo lo necesario para buscar una oferta de raquetas de nieve que se acomode a las que quieras comprar, así que no le des más vueltas y echa un vistazo a todas las que hay ahora mismo en oferta.

Desde luego una buena temporada para comprar unas raquetas de nieve económicas puede ser el verano. ¡Aprovecha cuando todo el mundo está buscando equipos de aire acondicionado portátil y compra tus raquetas de nieve rebajadas!